¿Vendo o alquilo? ¿Qué me conviene?


Costos y beneficios de las alternativas para poder tomar una mejor decisión

La reciente ley de alquileres impuso nuevas reglas en el mercado. Por un lado, se extendió a tres años en lugar de dos el plazo mínimo de contrato y por otro el precio del alquiler se ajustará anualmente bajo un índice controlado por el Estado, no por la oferta y la demanda. Previo a la nueva ley, era posible negociar y saber con certeza el valor total del contrato antes de reservarlo. Con las reglas anteriores, ambas partes sabían con exactitud el precio del alquiler durante todo el contrato. Hoy ese escenario ya no es posible.

Tenemos, al menos, dos nuevos factores para incorporar al análisis. Uno de ellos la extensión de contrato con escenarios muy inciertos en un mundo que está demandando una mayor flexibilización en general. Y el otro factor relacionado con el método de ajuste del precio del alquiler durante todo el contrato establecido y generado por el Estado.

Veamos las alternativas posibles, sus costos para poder decidir qué opción es la más atractiva según las preferencias y los riesgos dispuestos a asumir.

Más allá de los costos y beneficios de las alternativas, la decisión es muy personal. La intuición y la expectativa del futuro que tenga cada propietario juega un rol determinante al momento de decidir.

Junio 2021

Lic. Soledad Balayan

¿Necesita asesoramiento? contáctenos por whatsapp o a través de nuestro sitio web.

Analista del mercado inmobiliario de Buenos Aires y titular en Maure Inmobiliaria

 

Ver el artículo completo publicado en el diario La Nación, 3 de junio 2021